miércoles, 17 de septiembre de 2008

Asperger y acoso escolar: «El acoso escolar se da con más frecuencia al inicio del curso»

La psicóloga, Juana María Hernández, tras la entrevista.

Fuente: La Opinión de Zamora.
Zamora Viernes 12 de septiembre de 2008

«El acoso escolar se da con más frecuencia al inicio del curso»

Juana María Hernández Rodríguez
Psicóloga del Servicio de Orientación a la Escuela de la Comunidad de Madrid

«En la escuela hay que educar ciudadanos competentes socialmente y establecer relaciones sociales positivas»

ANA MARÍA CAVERO. Con el inicio del curso es importante concienciar sobre el tema del acoso escolar especialmente en lo que a prevención se refiere.

- ¿El acoso escolar es un fenómeno actual o se ha dado desde siempre?

- No es que la sociedad actual esté propiciando unas mayores conductas de acoso escolar sino que se ha dado siempre. Incluso los estudios que se han hecho en los últimos años han demostrado que no se ha producido un incremento de estas conductas de acoso recientemente. Lo que sí es cierto es que salen más a la luz por la intervención de los medios de comunicación.

- ¿Y porque las víctimas denuncian más?

- Sí, el que los padres de las víctimas denuncien los hechos ha permitido que se tome más conciencia sobre el tema. Es importante que este tipo de maltrato se dé a conocer porque mientras permanece en la oscuridad se ampara en una manipulación de valores relacionada con la cultura de la ley del silencio o de la lealtad. Denunciar los hechos es una medida eficaz para concienciar sobre este fenómeno que está presente en las aulas y sobre el que hay que tomar medidas.

- ¿Qué motiva el acoso?

- Es un fenómeno de convivencia en el aula que se da en grupo, no se trata de una conducta interpersonal entre la víctima y el agresor. El detonante suele ser la inseguridad de los chavales que no encuentran su rol cuando se está constituyendo el grupo, por ejemplo al inicio del curso. Aquellas personas que, debido a su inseguridad, no encuentran su lugar pueden convertirse en potenciales víctimas pero también en agresores puesto que agrediendo a otros pueden ejercer un liderazgo negativo.

- ¿Quiénes son las víctimas más frecuentes?

- Se manifiesta por igual en los dos sexos. En cuanto a edad el punto álgido, cuando el acoso se da con más frecuencia, es durante último ciclo de primaria y el primero de secundaria, y una etapa crítica es al inicio del curso.

- ¿Hay distintos niveles de acoso?

- Así es. Cuando el acoso es de alta intensidad la víctima se encuentra en una situación más grave y, por lo tanto, la necesidad de ayuda es más urgente. Y, si el acoso se sucede con menor frecuencia igual hay que intervenir aunque con otro tipo de medidas.

- ¿Qué hacer ante una situación de acoso?

- Hay que intervenir con todos los protagonistas: víctima, agresor y testigos. A las víctimas hay que apoyarlas para facilitarles una búsqueda de ayuda y promover que establezcan relaciones sociales positivas con sus compañeros. De la misma manera también se debe buscar que los agresores, que se relacionan con sus compañeros a base de hacer daño, cambien de actitud. Todo gira en torno al hecho de que en la escuela hay que educar ciudadanos competentes socialmente, potenciando su inteligencia social, emocional, y estableciendo relaciones sociales positivas. Esa es la mejor respuesta y la mejor prevención.

- ¿Y ese es el camino que se está tomando en las escuelas?

- Sí, ya no se centra todo en las medidas sancionadoras, aunque por supuesto las hay, sino que se trata de crear escuelas donde se formen ciudadanos y ciudadanas competentes socialmente. De hecho la LOE promueve un currículum por competencias y la competencia social es angular para fomentar que los chicos no caigan en situaciones extremas como el acoso.

- ¿Cómo evitar que las víctimas sean las más perjudicadas al ser obligadas a cambiarse de colegio?

- Una medida que creo que es importante tener presente es que nunca es recomendable el cambio de centro cuando se es víctima de una situación de este tipo, porque lo que hace es que el alumno se lleva una sensación de fracaso al otro colegio. Lo mejor es continuar en el mismo centro y establecer medidas que favorezcan las relaciones sociales positivas.

- ¿Cómo deben actuar los padres?

- Lo más importante es escuchar y apoyar a su hijo. No vale con decirle aguanta o vete con otro grupo sino que, ante la mínima sospecha, se debe acudir a la escuela para contrastar la información que ha dado el chaval con los responsables del centro, porque es mejor confirmar que es una falsa alarma que pecar de exceso de confianza. Es importante el establecimiento de una alianza entre la familia y la escuela para hacer frente a un caso de acoso porque un chico acosado no puede salir adelante por sí mismo.

- ¿Usted es especialista en tratar el acoso en chicos con síndrome de Asperger?

- Nosotros recogimos una serie de datos autobiográficos de chicos con Asperger que señalaban que eran víctimas de acoso, sobre todo en secundaria, para hacer una investigación al respecto. Descubrimos que es verdad que son más acosados pero también que no todos están predeterminados a convertirse en víctimas. En general, la presencia de una discapacidad no es el único factor que influye en que aparezca el acoso sino que tiene que ver más con los procesos de convivencia. Sin embargo, un hecho que resulta llamativo es que estos chicos son víctimas de otro tipo de maltrato, que no es físico, sino que se refiere más a la exclusión social, y es algo que debe cambiar.
...............................