sábado, 20 de septiembre de 2008

TEA y Síndrome de Asperger: distintas manifestaciones según sexo.

Fuente: El CaribeCDN (citando estudios del Reino Unido: Simon Baron-Cohen, Judith Gould)
...................................

Investigación
El autismo es distinto en las niñas

Esta curiosa condición, junto al Asperger, es diagnosticada cuatro veces más en los varones que en las hembras, sin embargo, un nuevo estudio realizado en el Reino Unido ha descubierto que en las pequeñas, estos desórdenes presentan síntomas muy distintos

Por Glenys Alvarez / El Caribe

Viernes 19 de septiembre del 2008 actualizado a las 1:09 AM

Las diferencias entre niños y niñas van mucho más allá de lo anatómico; un hecho que todos conocemos bien. No sólo eso, la neurología ha logrado catalogar las distinciones entre el cerebro masculino y el femenino y, aunque esto puede caracterizarse como algo biológico, cuando hablamos del cerebro nos referimos a todo, incluyendo la personalidad.
Por ello, cuando los resultados del nuevo estudio mostraron cifras equivocadas a las que se conocían con anterioridad, los investigadores no mostraron demasiada sorpresa.

Era de esperarse que las niñas fueran pasadas por alto pues se desconocía que esta condición también puede mostrar distinciones entre los sexos.
Hoy por hoy, el autismo prevalece en los varones, de hecho, por cada cuatro niños diagnosticados se determina una niña afectada.

Sin embargo, un nuevo estudio presentado esta semana en el Diario Real de Psiquiatría en el Reino Unido, ha encontrado que muchos de los síntomas que afectan a las niñas con autismo son, por lo general, ignorados por los padres y médicos ya que son muy similares a las conductas que se esperan de las féminas.
Los científicos que se reunieron durante un congreso de psiquiatría en Londres, afirman que se necesitan de estudios más profundos para demarcar diferencias sintomáticas entre los sexos, para condiciones como el autismo y el Asperger.


“Sabemos que los autistas de alto funcionamiento, es decir, que no están completamente encerrados en sus propios pensamientos, tienen dos problemas básicos: comunicación y socialización.
Sin embargo, hemos descubierto que en las niñas estudiadas con este mismo espectro de la condición, los síntomas son distintos.
Las hembras tienden a poseer un interés obsesivo que está centrado alrededor de la gente y las relaciones pero como estas conductas se esperan de una niña, muchas veces se pasan por alto”, expresó para la BBC el profesor Simon Baron-Cohen, especialista en autismo de la Universidad de Cambridge.


Los expertos agregan que este tipo de conductas son muy difíciles de detectar en cuestionarios de personalidad o de diagnósticos.

“Es un tema muy importante que debe seguir siendo estudiado, nunca hemos debido asumir que esta condición se presentaría igual en ambos sexos. Los médicos, investigadores y padres deben estar más atentos a estas señales”, expresó.

Los Temidos y constantes estereotipos

Este siglo ha traído un cambio sumamente importante en la medicina, no sólo está cada vez más especializada, sino que los médicos han tenido que admitir que existen distinciones muy importantes entre los hombres y las mujeres.

De hecho, la cardiología femenina es muy distinta a la masculina y los riesgos, tratamientos y opciones nunca son los mismos.

Sin embargo, los humanos llevamos ciertos estereotipos bien clasificados en nuestros cerebros y muchas veces son más fuertes que la información que tenemos.

“Pueden haber muchos factores que llevan a los médicos a mal interpretar los síntomas, pero cada vez nos damos cuenta que no debemos esperar las mismas indicaciones en ambos sexos.
Debemos olvidar el estereotipo de la niña dramática y encontrar la diferencia entre lo regular y lo que raya en lo obsesivo”, expresó
Judith Gould de la Sociedad Nacional de Autismo en Inglaterra.

Ellas lo esconden mejor

Las diferencias entre los sexos también permiten que las niñas sean mucho mejores enmascarando los síntomas.

“La forma en que el autismo se presenta en las niñas es muy complejo y al no conocerlo bien están pasando desapercibidas, de hecho, muchas mujeres jóvenes son diagnosticadas con la condición durante la adultez, cuando ellas mismas descubren que algo anda mal”, expresó Gould.

Además, hay ciertas características, aseguran los investigadores, que son esperadas en las niñas pero no se conocen como regulares en los varones. “La timidez y la sensibilidad, son cualidades femeninas que resaltan en un varón pero pasan como normal en las niñas.
Debemos estudiar esto a fondo para reconocerlo antes de que sea un problema mayor”.

.........................

Otro artículo de esta periodista, Glenys Alvarez:

Las vacunas no causan autismo, Viernes 5 de septiembre, 2008