domingo, 27 de julio de 2008

Libro sobre adultos con Asperger y terapia Cognitivo-conductual (en inglés)

Unos de los participantes en el foro asperger_castellano recomienda vivamente este libro, aún no publicado en español:
Libro sobre adultos con Asperger y terapia Cognitivo-conductual (en inglés): “Terapia cognitivo-conductual –TCC- para adultos con Síndrome de Asperger (Guías para un tratamiento individualizado basado en la evidencia)”. De Valerie L. Gaus.

Cognitive-Behavioral Therapy for Adult Asperger Syndrome (Guides to Individualized Evidence-Based Treatment). (The Guilford Press, August 10, 2007)
Editorial: Guilford Publications
ISBN-10: 1593854978
Formato: Pasta Dura
Fecha de Publicación: Agosto 2007
ISBN-13: 9781593854973

Descripción del producto (libro), reseñas críticas e información sobre la autora, Valerie L. Gaus.

Conceptos: Cognitive-Behavioral Therapy o CBT (inglés)/ Terapia cognitiva – conductual o TCC (español) (fuente: Wikipedia)

Enlace del libro en amazon.com.
En ese enlace de amazon.com, pinchando sobre la portada del libro se puede acceder (en inglés) a la tabla de contenidos, al índice de materias y términos empleados, y a un extracto del libro (páginas 13 a 18).

Página 15: How Does Asperger Syndrome Present in Adulthood? (¿Cómo se presenta el S. de ASperger en la edad adulta?)

En estas páginas, la autora describe una serie de casos; por ejemplo (traducción libre):

Joe, un hombre de 55 años, solitario, ingeniero, con empleo, que es desahuciado de su apartamento por no mandar los cheques de su alquiler a la nueva dirección del casero. Mientras más acuciaba el problema, más retrasaba la puesta en marcha de la solución “con sentido común”. Se ve desbordado por los cambios. Su inflexibilidad mental, su adhesión a la rutina, falta de sentido común y fallos en la función ejecutiva le impiden solucionar un sencillo problema (recuérdese que tiene un master en ingeniería) que lo lleva al final a la calle; ni que decir tiene que el cambio de vivienda supone para él un trauma. Joe tiene hermanos, pero nunca los llama, ni les ofrece información sobre sus emociones ni problemas: sus hermanos lo llaman una vez en semana o cada quince días para ver qué tal está. A pesar de que siempre lo han visto como una persona algo particular o rara, “odd”, sus hermanos no sospechaban de ningún trastorno, hasta el incidente del desahucio. Su propio hermano lo lleva a la terapeuta.

Lorraine: mujer de 22 años, universitaria; en un primer momento diagnosticada de TGD-NE (TGD no específico: PDD-NOS), su diagnóstico luego varió a S. de Asperger.
Lorraine vive con sus padres y una hermana; sus padres, que declaran haberle notado “rasgos autísticos” desde preescolar (uso idiosincrásico del lenguaje, indiferencia social, graves rabietas, sufrimiento por los cambios e hiperactividad), se han preocupado mucho por su educación, luchando por procurarle soportes educativos especiales; los logros y mejoras de Lorraine son atribuidos por sus padres a la terapia de lenguaje y los apoyos educativos. La dificultad que demuestra esta mujer de 22 años para la motricidad fina le lleva a necesitar un “escriba” o escribiente para la toma de apuntes en la facultad o escuela: cuando su propia madre asume ese papel por faltas de medios en la comunidad, Lorraine llega a decir que sus logros académicos en realidad no son suyos sino que pertenecen a su madre; su principal preocupación, por la que accede a ir a terapia, es la falta de independencia en relación a sus padres y querer ser más asertiva; la principal preocupación de sus padres, las rabietas desmesuradas, auténticos estallidos de ira, de su hija por su baja tolerancia a la frustración.
----------------------

La importancia de la detección precoz, el diagnóstico ajustado y la terapia adecuada y continua (una esperanza para nuestros niños).

Como señala la autora en la introducción (página 16):
"Como sugiere Attwod (1998), la actual generación de niños con SA que reciben educación de calidad y tratamiento para este trastorno [=SA], pueden crecer/desarrollarse y ser menos vulnerables a las patologías psiquiátricas [=comorbilidad: ansiedad, depresión, trastornos afectivos, trastornos de conducta, TOC, dependencia de sustancias...] que sus equivalentes/homólogos/compañeros de mayor edad."

En referencia al llamado "síndrome del pequeño profesor" (y por extensión malinterpretada, aquellos que sin saber hablan de asperger-genios, niños índigos y otras zarandajas), Valerie Gaus hace la siguiente observación (traducción libre again, diccionario en mano):

"Esta forma de presentarse (el "síndrome del pequeño profesor") puede haber sido encantadora o entrañable para padres y tal vez algunos profesores, pero estos niños [se refiere a los nacidos antes de la mitad de los años 70'] eran sistemáticamente rechazados por sus iguales. [Estos niños sin diagnosticar] eran estigmatizados, sufrían la plaga de la ansiedad, eran propensos a estallidos de cólera, y algunas veces clasificados en el sistema educativo como "emocionalmente desequilibrados", pero... [continúa]"