sábado, 30 de abril de 2011

Justicia de menores y salud mental: abordaje multidisciplinar

Trastornos mentales y menores delincuentes

La justicia en general está cada vez más necesitada del apoyo de expertos en salud mental, de psiquiatras y psicólogos

27.04.11 - 22:56 -

CARLOS MORÁN / EMILIO CALATAYUD |

ENTREVISTA (ver entera aquí). Fuente: El Correo, Vizcaya.

CITAS extraídas de la entrevista:

MORÁN –¿Ha habido padres que se han enterado por el juzgado de que sus hijos sufrían un problema mental?

–Sí, sí, se nos han dado varios casos de familias que no sabían que sus hijos tenían un TDAH o un síndrome de Asperger. Gracias a que los chavales entraron en la maquinaria judicial, se descubrieron los problemas. Y eso es bueno, porque han podido ponerles solución. Hombre, es evidente que hubiera sido preferible no llegar hasta ese extremo. Ya se sabe que el Derecho Penal debe ser el último recurso, pero más vale tarde que nunca. Y esos chicos lo único que necesitan es un tratamiento. Si lo hubieran tenido antes, lo más probable es que no hubieran cometido ningún delito. Yo todo esto lo he ido aprendiendo como juez de Menores. Una vez le pregunté al presidente de una Audiencia Provincial, no diré cuál, si sabía qué era un ‘border line’ o un ‘asperger’ y no tenía ni la más remota idea.

(…)

CALATAYUD: -(…) Nosotros, los jueces y fiscales de Menores, tenemos mucho más conocimiento de las personas a las que vamos a investigar o juzgar. Recibimos, si ese es el caso, a un enfermo. En adultos, a un delincuente. Esa es la gran diferencia entre la justicia de menores y la de mayores. Yo lo digo muchas veces: gracias a que soy juez de Menores he aprendido qué es el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) o cómo es una persona ‘border line’. Y he conocido a chavales que sufrían el síndrome de Asperger: son sabios despistados, niños con una enorme inteligencia pero que no tienen habilidades sociales como la picardía. Son esos chicos a los que siempre coge la Policía porque no hacen nada para escapar. Por ejemplo, hay uno joven trapicheando, ve venir a un policía y le pasa la droga a nuestro ‘sabio despistado’. Como es natural en estos casos, el ‘malo’ sale corriendo. Y pillan al ‘bueno’ con todo encima. Es muy, muy listo, pero no tiene ninguna malicia. No sabe. No ha hecho nada, pero él carga con la culpa.

Por eso no es raro que estos chavales, los que tienen Asperger, aparezcan como víctimas de delitos, pero también que sean utilizados como encubridores, como tapadera de una trastada... Pero todo esto lo hemos sabido hace relativamente poco tiempo. ¡A cuántos habremos condenado sin tener en cuenta que podían padecer alguno de estos trastornos! Por eso digo que la justicia está cada vez más necesitada del asesoramiento de profesionales de la salud mental. Pero que los padres no se asusten: que un niño tenga un problema mental no quiere decir necesariamente que vaya a ser un delincuente. Ni mucho menos. Lo que hay que hacer es ponerse en manos de los profesionales adecuados, porque estos problemas tienen solución. Es preciso detectarlos y tratarlos.

……..

Blog del Juez Emilio Calatayud y el periodista Carlos Morán:

http://www.granadablogs.com/juezcalatayud/

Wikipedia (incluye enlaces a vídeos etc.): http://es.wikipedia.org/wiki/Emilio_Calatayud