martes, 21 de septiembre de 2010

PARENTHOOD, serie “con niño asperger”, en FOX TV.


"Max", de Parenthood (=paternidad)
De la web de FOXTV http://www.foxtv.es/parenthood - sinopsis.
...................
NOTICIA DE PARENTHOOD (fuente: la web de FOXTV)
(Para poder seguir los vínculos, ir a la página de FOX)

En FOX la noche de los jueves, desde el 9 de Septiembre, es la noche dedicada a las familias.
No te pierdas a las 22:00h (LAS 21.00 HORAS EN CANARIAS) doble episodio de Modern Family y a las 22:50h (LAS 21.50 EN CANARIAS) Parenthood.
Parenthood está basada en la película de Ron Howard “Dulce Hogar… a veces”
La serie cuenta la convivencia entre tres generaciones de una misma familia, una verdadera saga en la que están representados los problemas de los abuelos, lo padres y los nietos de varias edades
Ron Howard (“Frost/Nixon”, “El código Da Vinci”, “Una mente maravillosa”, “Apolo 13”) dirigió en 1990 la comedia agridulce “Dulce hogar... A veces”, una reflexión sobre la familia en la que salían a relucir los problemas típicos de un clan compuesto por varias generaciones y diferentes estilos y niveles de vida.
Basándose en esta premisa, el realizador y el productor Brian Grazer, asiduo colaborador de Howard y uno de los grandes del Hollywood actual, con producciones en su haber como “El código Da Vinci”, “American Gánster”, “Frost/ Nixon” o la última versión de “Robin Hood”, se han puesto de acuerdo para llevar el tema de la película de la gran a la pequeña pantalla por medio de la historia de los Braverman, una familia compuesta por tres generaciones –abuelos, padres y nietos- en la que los conflictos y las relaciones entre ellos son los protagonistas de cada episodio.
Estrenada en Estados Unidos el pasado mes de marzo, con buena acogida de crítica, “Parenthood” refleja la vida de los componentes de una familia media americana, compuesta por los abuelos, una pareja entrada en los 60, sus cuatro hijos, cada uno en posiciones profesionales y sociales muy distintas, y los hijos de estos, de diferentes edades y variadas problemáticas.
Las relaciones entre ellos y con sus respectivos entornos marcan los argumentos de los episodios de esta serie con toque de comedia dramática, en la que los sentimientos mandan sobre las acciones.
“Parenthood” huye del estereotipo de familia idílica de otras producciones de Hollywood y promete un enfoque muy realista tanto en argumento como en diálogos. Que en las familias numerosas no todos tienen que llevarse bien es un hecho que esta serie constata sin disimular las envidias y roces que surgen entre sus miembros. La serie destaca la habilidad de los abuelos para poner orden y apaciguar a su prole y evidencia que el resultado de los vástagos de la tercera generación es un fiel reflejo de sus respectivos estilos educativos. En suma, un espejo de vida creíble y extrapolable a cualquier país y sociedad.
Ya puedes ver todo sobre la serie. Pincha aquí
No te pierdas...los vídeos destacados.
………….
Nota sobre el personaje de Max (el niño con Síndrome de Asperger): http://www.foxtv.es/series/parenthood/reparto/max_braverman/372

Max Burkholder en el papel de Max parece un niño normal, tal vez un poco callado. Sus padres piensan que lo único que tiene son rarezas infantiles que impiden que sus compañeros lo acepten – rabietas, la obsesión por ir a clase disfrazado de pirata, morder, y miedo al fuego. Sin embargo, no tardan en descubrir que Max padece síndrome de Asperger.
...............
Guía de personajes (ir pinchando en cada foto):
http://www.foxtv.es/series/parenthood/reparto
……………..
COMENTARIO PERSONAL E INTRANSFERIBLE:

Destaca el hecho de que en las sinopsis siempre aparece la palabra “desgracia” o “desastre”, o anormalidad… cuando se refieren al S. de Asperger. Eso nos puede sonar mal, pero nadie niega que al principio, cuando te enteras del diagnóstico, es un shock... casi siempre, ¿no?

En el episodio del jueves pasado el papá (Adam Braverman) terminó jugando con su hijo Max a los piratas, en una interacción bastante aceptable y mientras el hijo asperger usaba una raqueta de tenis a modo de espada, lo cual da idea de un desarrollo de juego simbólico avanzado. Esto, después de que el “gurú del autismo” (en palabras de un personaje de la serie; es un doctor o un psicólogo, nunca me aclaro con las titulaciones en América) les dijera a los atribulados padres que había que acercarse al mundo de Max, antes de modificar su conducta o emprender otras terapias.
De todas formas no creemos que sea peor que otras series o películas en que aparece un personaje con S. de Asperger.
También en el episodio pasado, los padres del pequeño Max, Adam Braverman y Kristina, visitan a los padres de otro niño con autismo, y la escena resultó un tanto chocante; personalmente encontramos que la caricatura –cómo llamarla si no- de la pareja y su sistema de pictos y tarjetas fue de mal gusto, así como la representación del comportamiento autista del niño (que curiosamente también iba disfrazado, como Max, y presentaba comportamientos bizarros: para un lego en la materia, TEA y disfraces van a ser sinónimos… cuando todos sabemos que, si bien hay niños y adultos que gustan de disfrazarse, muchos otros temen los disfraces o les incomodan física o sensorialmente). Esta pareja, cuyo nombre no recordamos, también eran forofos de las dietas sin gluten, caseína, lactosa… (lo cual provoca que la madre de Max pregunte totalmente fuera de juego y sobrepasada por la situación “pero, ¿qué es eso de la caseína…?”); la escena sí consigue un efecto dramático aunque desagradable o incluso irrespetuoso: al principio, todos decimos “mi hijo NO es así, esta gente está loca, mi vida NO va a ser así…”. Pero eso a costa de ridiculizar a una pareja de padres de hijo con autismo y presentar al niño autista como una terrible molestia levanta-dolores-de-cabeza… (Por otro lado, ya saben Uds. lo que Federación Asperger España y ASPERCAN opinan sobre lo de las dietas milagrosas y las terapias no validadas científicamente).

En fin, recordemos que Ron Howard, productor de la serie, es el director de la peli El Código da Vinci
Veamos cómo sigue la serie.
Y si no nos apetece los jueves a las 21.50 horas (las 22.50 en la Península), pues no veamos nada…