jueves, 9 de octubre de 2008

Síndrome de Asperger y Bullying - acoso. Jornadas sobre Síndrome de Asperger y Educación. MÁLAGA, 2007.

Ponencia sobre Síndrome de Asperger y Bullying, análisis y soluciones en el aula.
Jornadas sobre Síndrome de Asperger y Educación. MÁLAGA. 9 y 10 de Febrero de 2007. Organizadas por Asociación Asperger Andalucía y Asociación Malagueña de Síndrome de Asperger

Ponente: Dña. María José Lera. Doctora en Psicología. Especialista en acoso escolar y síndrome de Asperger.

A pesar de las deficiencias de la imagen, el sonido es bueno. Resaltamos algunos conceptos de esta ponencia.
Bullying: acoso y agresión intencionados y continuados en el tiempo, y además hay una diferencia de status social o de poder: un individuo poderoso acosa a uno más débil. Distinguir el acoso (continuado e intencionado) de un problema de convivencia puntual: hecho aislado.

Los niños/as con SA son las grandes víctimas (carecen de habilidades sociales para afrontar las situaciones de acoso).

Acoso directo: verbal (amenazas, motes, insultos, vejaciones…), físico.
Acoso indirecto: rechazo, exclusión, aislamiento.
Todos los acosos son psicológicos. La meta del agresor es que el acosado/a se sienta mal, anularlo como persona.


CASOS MÁS “PELIGROSOS” Y DIFÍCILES DE AGRESORES: un reto para los educadores. En estos casos, los agresores suelen tener muchas habilidades sociales, son listos y manipuladores. Los acosados (con o sin S. Asperger) suelen ser torpes socialmente, impopulares, pueden caer mal incluso a los adultos, son poco creíbles, mientras que los agresores salen airosos ante los requerimientos de los adultos que investigan el “caso”, dan la vuelta a la tortilla.
En estas circunstancias, el acoso / bullying persigue el malestar de la otra persona; las muestras de debilidad, dolor, sufrimiento, de la víctima (llorar, patalear, salir corriendo, etc.), alimentan al agresor, sus ansias de poder. A los agresores o maltratadores no les falta empatía cognitiva (saben que el otro ser humano sufre), pero parecen carecer de empatía afectiva (no les importa que el otro sufra, es más, les divierte, se hacen más poderosos).


IMPORTANTE: EL AGRESOR – VÍCTIMA. Falta de HHHSS. Puede darse en niños con S. de Asperger, que desde su escolarización aprenden de forma errónea la forma de relacionarse, o que no saben interpretar las intenciones de los otros y las ven como agresivas hacia ellos.

http://video.google.es/videoplay?docid=-188160565010719544&hl=es
Duración del vídeo: 52'43''

Archivo wmv